Todo lo que no sabías sobre el calzado de seguridad

En esta ocasión os vamos a hablar del calzado de seguridad. Al igual que ya os informamos sobre los guantes de seguridad en nuestro anterior artículo que podéis leer aquí, esta semana os queremos hablar en detalle sobre el calzado de seguridad.

Pensamos que la protección laboral es un aspecto muy importante para las empresas, por lo que es conveniente estar muy bien informado de todos los aspectos que puedan facilitar el trabajo del profesional y evitar riesgos o lesiones.

¿Qué se entiende por calzado de seguridad?

Se define como calzado para uso profesional todo tipo de calzado destinado a ofrecer cierto tipo de protección contra cualquier riesgo derivado de realizar una actividad profesional.

calzado de uso profesional

Calzado para uso profesional

Asimismo, el calzado de uso profesional se clasifica a su vez en diferentes categorías que comentaremos a continuación:

    1. Calzado de seguridad: este calzado proporciona protección en la parte de los dedos. Para ello lleva incluida una puntera de seguridad que ofrece una protección suficiente frente al impacto, con una energía equivalente a 200J en el momento del choque. También protege frente a la compresión estática bajo una carga de 15KN.
    2. Calzado de protección: este calzado también proporciona protección en la parte de los dedos. Lleva incluida una puntera de seguridad que igualmente ofrece protección suficiente frente al impacto, pero en este caso con una energía equivalente de 100J en el momento del choque. La protección en este caso frente a la compresión estática es bajo una carga de 10KN.
    3. Calzado de trabajo: es un tipo de calzado de uso profesional que no proporciona protección en la parte de los dedos.

¿Qué riesgos pueden existir en los lugares de trabajo para nuestros pies?

Existen riesgos de diferente naturaleza en los lugares de trabajo a los que el trabajador está expuesto . Estos riesgos se pueden clasificar en tres grupos:

  1. Lesiones producidas en los pies por acciones externas: riesgos térmicos, riesgos químicos, riesgos mecánicos, etc.
  2. Riesgos para las personas por una acción sobre el pie: riegos de caída por resbalamiento, riesgos eléctricos, radiaciones, contaminación, etc.
  3. Riesgos para la salud o molestias derivados del uso del calzado: mala adaptación al pie, penetración de humedad, riesgos biológicos, esguinces, luxaciones, etc.

¿Cómo debe ir marcado el calzado?

En primer lugar todo calzado que se venda como calzado de uso profesional tiene que tener lo que se denomina marcado CE por parte del fabricante. Este marcado indica que el calzado es un EPI (equipo de protección laboral) que se ajusta a las exigencias de los reales decretos 1407/1992 y 159/1995. Además del O.M. del 20 de febrero de 1997.

Además de esto, es necesario ir marcado con los siguientes elementos:

  • Marca o identificación del fabricante.
  • Nombre o referencia del modelo.
  • Talla.
  • Fecha de fabricación (al menos trimestre y año).
  • Número de la norma armonizada con el fin de evaluar su conformidad de acuerdo a las exigencias esenciales de salud y seguridad.
  • El fabricante debe incluir obligatoriamente un folleto informativo que incluya una explicación de las marcas detallada y clara.
    zapatos seguridad

    Zapatos de seguridad

¿Qué significan las sigla que vienen en el calzado de uso profesional?

Todo el calzado para uso profesional que siga las normativas de seguridad llevará siempre asociado una serie de siglas que nos proporcionarán una información muy útil para conocer qué propiedades posee cada modelo. En la siguiente tabla podréis conocer al detalle todas esas siglas:

siglas calzado uso profesional

Clases y categorías del calzado de uso profesional según UNE-EN ISO 20344:2008

También existen una serie de símbolos correspondientes a las exigencias adicionales para aplicaciones particulares que os indicamos a continuación para que los conozcáis:

  • «A»= Calzado Antiestático.
  • «P»= Resistencia a la perforación.
  • «C» = Calzado conductor.
  • «HI» = Aislamiento contra el calor.
  • «CI» = Aislamiento contra el frío.
  • «E» = Absorción de energía en el tacón.
  • «WRU» = Penetración y absorción de agua.
  • «HRO» = Resistencia al calor por contacto.
  • «ORO» = Resistencia a los hidrocarburos.
  • «AN» = Protección al tobillo.

De la tabla anterior podemos extraer la siguiente conclusión:

S1 = Seguridad con puntera + antiestático + absorción de energía en el tacón

S2 = S1 + penetración y absorción de agua

S3 = S2 + resistencia a la perforación

Uso correcto del calzado

A continuación se muestran algunas indicaciones que os pueden guiar a la hora de utilizar el calzado para uso profesional que hayáis elegido:

    • Conviene probar distintos modelos de calzado, incluso anchos distintos. La forma del calzado varía de uno a otro fabricante e incluso dentro de la misma colección. Para mejorar la comodidad se puede incorporar una almohadilla en la zona del tobillo, podemos rellenar la lengüeta o realizar un tratamiento antimicrobiano.
    • Existen tanto zapatos como botas, pero normalmente se recomiendan el uso de botas ya que son más prácticas, ofrecen mayor protección, se sujeta mejor el pie, no permite torceduras y por lo tanto el riesgo de lesión es menor.
      botas calzado seguridad

      Botas de seguridad

    • Por otra parte, como medida de higiene  diaria se deberían lavar los pies y cambiarse de calcetines. También es recomendable el cambio diario de calzado ya que el sudor absorbido por este  puede que no se elimine durante el tiempo de descanso. Por consiguiente, es recomendable usar alternativamente dos pares de botas o zapatos.
    • Es necesario llevar un control regular del calzado, ya que si su estado es deficiente se debe dejar de utilizar o se tendrá que reparar. Se recomienda que la propia empresa establezca un período aproximado de utilización (vida útil) en función de las características del calzado y las condiciones de trabajo.
    • El calzado que sea de cuero se adapta a la forma del pie de la primera persona que lo use. Por eso, además de las cuestiones de higiene, debe evitarse su reutilización por parte de otra persona. Si el calzado es de goma en cambio se puede reutilizar si antes se limpia y desinfecta.
  • Para evitar la aparición de bacterias y hongos es necesario que se haga un tratamiento antimicrobiano en el momento de la fabricación o bien de modo regular durante su utilización.

Mantenimiento

El mantenimiento del calzado de uso profesional es otro factor importante para alargar su vida útil. Estas son algunas recomendaciones:

    • Limpiarlo de forma regular.
    • Secarlo cuando esté húmedo. En cualquier caso no conviene colocarlo muy cerca de una fuente de calor para evitar que el cuero se deteriore ante un cambio brusco de temperatura.
  • Usar productos de limpieza habituales del mercado, los cuales normalmente son adecuados para el calzado de cuero. De todas formas, también resulta recomendable usar productos que absorban la humedad, ya que incluso el cuero de la mejor calidad acaba perdiendo cualidades si no se mantiene correctamente.

Esperamos que os haya resultado útil el artículo. Como siempre, si os surge cualquier duda, nuestro equipo de expertos os la resolverá.

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo!

One thought on “Todo lo que no sabías sobre el calzado de seguridad

Deja una respuesta

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Borrar formularioGuardar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.