Compresores de aire: ¿cómo elegir el tuyo?

Esta semana queremos hablarte en profundidad de los compresores de aire. Estas máquinas son útiles para gran cantidad de trabajos, por lo que merece la pena pararse a mostrar todas sus ventajas.

¿Cómo diferenciarlos?

Los múltiples modelos que existen en el mercado se diferencian principalmente por la producción de aire y por el equipamento. Por tanto, es necesario prestar atención a estas características para poder realizar la elección correcta.

Principales características que debes conocer

  • Capacidad (producción en litros por minuto): es sin duda una de las características fundamentales que necesitas conocer. La unidad que mide esto es el CFM (Cubet Feet Minute ), aunque también puede aparecer como PCM (Pies Cúbicos por Minuto) o l/min (litros por minuto).
  • Potencia: la potencia la puedes encontrar expresada en HP (horse power), CV (caballos de fuerza) o incluso en KW (kilowatios). Este aspecto es también importante dependiendo del uso que le des, necesitarás un compresor de más o menos potencia. Si por ejemplo necesitas un compresor para trabajos sencillos, es suficiente con que tenga 1,5CV. En cambio, si necesitas que el compresor produzca unos 400 litros, entonces se recomienda que el compresor tenga más de 2CV. Finalmente para trabajos que necesiten caudales de más de 1000 litros, tendrás que bscar potencias de 4-5,5CV.
  • Portabilidad: si necesitas mover el compresor periódicamente, quizá te interese tener en cuenta este aspecto. En el mercado existen compresores que te facilitan esta tarea: compresores con ruedas y asas, mini-compresores o compresores portátiles…
  • Tamaño del calderin: la mayoría de los trabajos profesionales necesitan que el compresor lleve un calderin, por lo que tendrías que tener en cuenta también este dato. El tamaño del calderín normalmente oscila entre 25 litros (compresores pequeños de 2HP) y 500 litros (compresores que alimentan instalaciones neumáticas en la industria).

¿Qué usos se le pueden dar a un compresor de aire?

En el mercado nos encontramos tanto compresores de uso doméstico como compresores específicos para la industria.

Compresores domésticos

Son útiles para tareas sencillas y trabajos de bricolaje. Por ejemplo: para pintar paredes, barnizar muebles, inflar neumáticos e incluso para soplado. Además, su funcionamiento es realmente sencillo.

Un sencillo compresor para uso doméstico es el New Vento OL195 de Nuair. Con 8 bares de presión, es ideal para todos los trabajos de casa y del bricolaje.

También existe la gama de microcompresores, como por ejemplo el Air-Light de Salki. que son muy útiles para inflar los neumáticos del coche.

Compresores industriales

Los compresores industriales destacan porque aprovechan al máximo el aire comprimido. Algunas de sus aplicaciones típicas en la industria son: tareas de refrigeración, barnizado, elevación, pintura industrial… También se usan mucho para el funcionamiento de herramientas neumáticas tales como pistolas de impacto,  atornilladores y amoladoras neumáticas, etc.

Estos compresores han sido concebidos para funcionar con aire comprimido, que es la energía más limpia y económica de la industria. Esto es importante ya que hace que la empresa ahorre costes que en principio podrían poner en entredicho su viabilidad.

En base a nuestra experiencia y a las opiniones de nuestros clientes, las marcas destacadas del mercado en compresores industriales son ABAC, BELFLEX y METABO (en compresores pequeños).

  • Compresores Abac: son compresores de altas prestaciones. Entre su amplia gama de modelos cabe descatar el compresor PRO B5900B-270, que es el tamaño requerido en la gran mayoría de las industrias.
  • Compresores Belflex: compresor portátil de calidad media para una gran variedad de trabajos en la pequeña industria.
  • Compresores Metabo: este fabricante presenta dos modelos de compresor (24 y 50 litros) que son muy utilizados tanto a nivel profesional como a nivel doméstico.

Compresores de tornillos

Si necesitas un caudal de aire continuo, los compresores de tornillo son la mejor inversión. Son silenciosos, un 30% más eficientes que los compresores de pistón y logran una vida útil mucho más prolongada gracias al bajo nivel de vibraciones y el reducido número de piezas móviles. La robustez y fiabilidad de esta generación de compresores le ofrecen una tranquilidad absoluta.

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Borrar formularioGuardar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.