Guía fácil de protección respiratoria (parte I)

Esta semana en nuestro blog vamos a iniciar una serie de artículos en los que hablaremos de la importancia de la protección respiratoria, tanto en el trabajo como en posibles situaciones de nuestra vida cotidiana. Explicaremos en qué situaciones es aconsejable utilizar este tipo de protección y explicaremos que tipo de protección utilizar en cada caso.

Entendemos que es imprescindible hablar en detalle de cada tipo de protección. Por tanto, para evitar extendernos demasiado, nos centraremos en este primer artículo en las mascarillas autofiltrantes.

¿Cuándo se requiere protección respiratoria?

Existen ciertos puestos de trabajo en los que el uso de protección respiratoria resulta crítico para la salud del trabajador. Estos riesgos son a veces imperceptibles y pueden afectar a la salud si uno se expone a ellos sin protección. Por tanto, nuestro objetivo es poder ayudarte a proteger tu salud siempre que haya riesgos de contaminación respiratoria. Igualmente, en ciertas situaciones de la vida cotidiana también es necesario el uso de este tipo de elementos.

La elección de un sistema de protección respiratoria es más compleja de lo que podría parecer. Entran en juego factores como el sistema filtrante a utilizar, las distintas sustancias que hay en el aire y la concentración de éstas, pero nosotros vamos a hacerte fácil la elección de la mascarilla adecuada.

 

Tipos de contaminantes

  • Polvos, humos metálicos y neblinas: son partículas que flotan en el aire. No podemos verlas ni olerlas, pero si quedan atrapadas en el sistema respiratorio, causan infecciones de corta o larga duración. Incluso en casos extremos pueden producir la muerte. Los polvos normalmente se producen por molienda, lijado, compresión y trituración. Los humos metálicos por su parte se generan por operaciones de alta temperatura, como puede ser la soldadura, fundición o trabajos en hornos. Las neblinas a su vez son pequeñas gotas suspendidas en el aire; un ejemplo típico de neblinas son las producidas cuando se pinta con pistola o cuando se aplican pesticidas.
  • Gases y vapores: son invisibles pero están en el aire. Irritan el sistema respiratorio y causan daños de corta o larga duración (incluso la muerte); si son muy concentrados producirán sofocación. Los gases se producen por procesamientos químicos y operaciones de alta temperatura. Ejemplos típicos de concentración de gases son los lugares donde hay solventes para limpieza, pinturas o en las refinerías.
  • Deficiencia de oxígeno: es simplemente la falta de oxígeno en el aire. Es una situación grave, ya que puede hacer que uno quede inconsciente (o muera) en pocos minutos. Estas deficiencias de oxígeno pueden ocurrir en recintos cerrados como tanques, tuberías largas o espacios confinados.
  • Temperaturas extremas: también afectan al sistema respiratorio. Ocurren en hornos de alta temperatura o en procesos de congelación.

 

Tipos de máscaras de protección respiratoria

  1. Mascarillas autofiltrantes para partículas (desechables y temporales).
  2. Medias Máscaras reutilizables.
  3. Máscaras completas.

 

Como hemos indicado anteriormente, vamos a desglosar en detalle todo lo referente a las mascarillas autofiltrantes para partículas, dejando para artículos posteriores las medias máscaras y las máscaras completas

Las mascarillas autofiltrantes son los métodos de protección respiratoria más comunes. Son elementos que filtran el aire y que cubren nariz, boca y barbilla para atrapar los gases y/o vapores del aire, antes de que el usuario los inhale. Funcionan correctamente si se ajustan bien y no se obstruyen o dañan por un uso excesivo. No requieren de ningún tipo de mantenimiento. Están hechos de fibras que atrapan y retienen partículas perjudiciales y filtran gases o vapores mientras respiramos a través del filtro.

La selección de los equipos de protección respiratoria siguen el “Método de los 4 pasos”.

1. Identificación del riesgo

En el trabajo diario se encuentran muchas tareas y aplicaciones industriales que conllevan riesgos que deben ser identificados.

2. Evaluación del riesgo

Identificando y valorando el riesgo al que nos exponemos elegiremos entre los siguientes niveles de protección:

  • FFP1: Niveles bajos de partículas sólidas y líquidas no volátiles, típico en operaciones de lijado, corte, etc. Ofrece una protección de tipo atóxico y no contra fibrogénicos de polvo. Se usa para situaciones en las que la inhalación puede afectar en el desarrollo de las condiciones de salud, irritar las vías respiratorias y causar olores desagradables.

Mascarilla AURA 9312 FFP1S EN149 plegable 3M

  • FFP2: Niveles moderados de partículas sólidas y líquidas no volátiles típico en operaciones con cemento, construcción, metales. Se usan para proteger de fluidos nocivos de polvo, humo y aerosoles, con partículas que pueden ser fibrogénicas, o sea, que irritan el sistema respiratorio a corto plazo y pueden reducir la elasticidad del tejido pulmonar a largo plazo.

Mascarilla AURA 9322 FFP2 plegada con valvula 3M

  • FFP3: Niveles altos de partículas sólidas y líquidas no volátiles, típico en operaciones con productos peligrosos como en la industria química o farmacéutica. Protege frente a tipos venenosos y perjudiciales de polvo, humo y aerosoles, e incluso podemos incluir agentes patógenos como virus, bacterias y esporas de hongos oncogénicos y radiactivas, que se van a filtrar por esta clase de máscaras respiratorias.  Un ejemplo de mascarilla FFP3 es el modelo  8835 que es considerado un modelo PREMIUM y es una mascarilla híbrida REUTILIZABLE, ya que proporciona además una mayor comodidad debido al suave anillo de sellado facial que garantiza el buen ajuste de la mascarilla sobre un amplio rango de tamaños de cara. También el sistema de bandas de ajuste anclado en cuatro puntos y el clip nasal permiten un ajuste a medida, cómodo y correcto.

Mascarilla hibrida reutilizable 8835+ R D FFP3 con valvula 3M

  • Soldadura: están específicamente diseñadas para proporcionar protección frente a ozono y humos metálicos, así como olores molestos.Típico en operaciones de soldadura. Algunas aplicaciones típicas son: fundiciones de hierro, manejo de productos, acerías químicos en polvo, astilleros, fabricación de metales, fabricación de baterías, fabricación de pinturas, soldadura, construcción y fabricación de cerámica. En esta categoría tenemos las mascarillas 9925 y la mascarilla 9928.

 

Mascarilla 9925 FFP2 soldadura con valvula 3M

 

 

Mascarilla soldadura 9928 FFP2 con valvula 3M

3. Selección del equipo apropiado.

Existen diferentes opciones y características de mascarillas para elegir la más adecuada en cada caso, a continuación puede ver una tabla donde poder escoger la mascarilla adecuada según el sector, evaluando el riesgo de cada uno de ellos:

 

La elección de la mascarillas también depende de la forma de la misma, y puede ser:

  • Plegadas: Se caracterizan por su gran comodidad durante el uso, son ultra suaves y flexible gracias a su diseño en tres paneles. Entre los modelos más habituales tenemos la serie V-FLEX y la serie K100, con un precio muy asequible.

    Mascarilla K112 FFP2 NR D con valvula 3M

     

    Mascarilla K112 FFP2 NR D con valvula 3M

     

     

     

    O la serie AURA 9300+ . las nuevas mascarillas de 3M que incluyen nuevo material filltrante de alto rendimiento que facilita la respiración, nuevo panel deflector para minimizar aún más el empañamiento de gafas, nuevo panel nasal conformado que por su nueva forma es más compatible con gafas y, una novedosa pestaña en el mentón para facilitar la colocación y ofrecen la comodidad y fiabilidad de las mascarillas moldeadas tradicionales junto con las ventajas de las plegadas.

    Mascarilla AURA 9310 FFP1 EN149 plegable 3M

    Dentro de estas mascarillas existen modelos con válvula de alta ventilación como pueden ser las mascarillas 9332 , las cuales facilitan la exhalación,reducen el calor y la humedad acumuladas en el interior de la mascarilla.

Mascarilla AURA 9332 AURA con valvula plegada FFP3 3M

  • Moldeadas: Las mascarillas autofiltrantes moldeadas proporcionan al usuario una protección ligera, cómoda y efectiva frente a partículas sólidas y/o líquidas no volátiles. Su forma convexa y su diseño con dos bandas de ajuste, zona nasal almohadillada y clip de aluminio facilitan el ajuste a la nariz y permiten un perfecto acoplamiento con la mayoría de los diferentes tamaños de cara. La serie 8000 de mascarillas moldeadas son mascarillas “sin mantenimiento”, es decir, sin piezas de repuesto, lo que evita costes adicionales de limpieza y mantenimiento. Gracias a su cubierta interior resistente a la deformación ofrecen una protección duradera y cómoda especialmente en condiciones de calor y humedad altas.En la serie 8000 destacamos modelos 8822, el modelo 8812 y el modelo 8832E con válvula de alta ventilación que reduce las molestias del aire de exhalación, permitiendo que escape de la mascarilla y evitando la acumulación de humedad en su interior.

 

4. Entrenamiento en el uso y ajuste.

Las mascarillas sólo pueden protegernos si están bien ajustadas. Aspectos como la forma de la cara, la barba o el bigote, las condiciones dentales y ciertos estados de la piel pueden impedir un buen ajuste de la mascarilla. Antes de usar cualquier mascarilla, es necesario realizar pruebas de ajuste.

 

Las mascarillas, al ser libres de mantenimiento, están diseñadas para ser desechadas cuando se haya llegado al final de su vida útil. Su eficiencia dependerá de la concentración del contaminante y del tiempo de exposición. Si notas que tu mascarilla huele, se satura y tienes dificultades para respirar, es el momento de reemplazarla.

Con esto finaliza nuestra explicación sobre todo lo referente a las mascarillas autofiltrantes. En próximos artículos explicaremos en detalle las medias máscaras y las máscaras completas, así como los tipos filtros que deben usarse en cada situación de riesgo.

 

 

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo!

One thought on “Guía fácil de protección respiratoria (parte I)

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Borrar formularioGuardar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.